sábado, 17 de octubre de 2009

Con una escalera al cielo

Si volviera a nacer elegiría... ser milagro dentro de tu panza.
No se es madre sólo por la sangre... A veces se dá vida con el alma.

¡Feliz día Mamá!

4 comentarios:

María Marcela dijo...

Ay Patri! Me conmueven tanto tus palabras, se q mi hijo si tuviera la edad suficiente se vería reflejado en ellas, realmente siento q él hubiera querido nacer de mi panza...te cuento algo: cuando se enteró q no había estado en mi panza, sino en la de otra señora que le regaló la vida (así le nombramos a su madre biol´gica) él tenía 5 años, se enojó mucho por eso y al ver que yo estaba llorando, me dijo: "pero no, mamá, yo no estoy enojado con vos,solo con tu pancita." Ahora lo recuerdo y me emociono de su sensibilidad y todo su amor para consolarme,cuando era él quien necesitaba ser consolado, que hermosos frutos q se recogen del árbol de la verdad! Te mando un gran abrazo desde aquí y te deseo que tu búsqueda sea exitosa.

María Marcela dijo...

Ay Patri! Me conmueven tanto tus palabras, se q mi hijo si tuviera la edad suficiente se vería reflejado en ellas, realmente siento q él hubiera querido nacer de mi panza...te cuento algo: cuando se enteró q no había estado en mi panza, sino en la de otra señora que le regaló la vida (así le nombramos a su madre biol´gica) él tenía 5 años, se enojó mucho por eso y al ver que yo estaba llorando, me dijo: "pero no, mamá, yo no estoy enojado con vos,solo con tu pancita." Ahora lo recuerdo y me emociono de su sensibilidad y todo su amor para consolarme,cuando era él quien necesitaba ser consolado, que hermosos frutos q se recogen del árbol de la verdad! Te mando un gran abrazo desde aquí y te deseo que tu búsqueda sea exitosa.

Patri dijo...

Marcela, ¡què alegría me dan tus palabras!! Me gusta tanto recibir comentarios de papás adoptivos... A veces me gustaría que lo que escribo sea también un puente para los papás y los hijos adoptivos, un puente que ayude a terminar con la incomprensión que en muchos casos genera mucha bronca y dolor. Es cierto "qué hermosos frutos que se recogen del árbol de la verdad"!
Te felicito por todo el amor que das, porque aunque tu hijo no haya estado en tu pancita, lo importante va más allá de la panza. Lo único que importa es el AMOR QUE RECIBIMOS Y QUE DAMOS Y ESE ES UN LAZO MÁS FUERTE QUE LA SANGRE Y PERDURA PARA SIEMPRE.
Un beso enorme y muchas gracias!

patri

karytoms dijo...

querida patri:
leí todo el blog, pero me detuve acá a dejarte un comentario.
Te ví en un blog, y como dejastes tu dirección, me metí sin permiso.
Yo soy mamá adoptiva de mis tres hijos: Nico de 12, Leo de 10 y Mili de 3. Hace 6 meses que nos conocemos. Mis hijos mayores, me hablan siempre de su mamá. Si, yo la llamo mamá, y yo también me hago llamar así. Tienen dos mamás: una que no supo serlo, y la otra soy yo, que voy aprendiendo. Mis hijos mayores, siempre buscan algún parecido con nosotros: má, Mili se parece a vos,má, yo tengo el carácter de papá? Que importante la identidad de uno, no?
Cuando hacía un mes aproximadamente, se les ocurrió la idea de que me acostara en la cama, me tapara con la frazada, y que ellos se metían y hacían que yo los había parido. Eso me partío el alma.
Yo siempre me pregunto que pensará Mili cuando sea grande, la veo preguntándome ahora quienes son los nenes de la foto. Yo le enseño sus nombres, pero todavía es muy chiquita para explicarle que son sus hermanos biológicos, que la vida quiso que no vivieran con ella. Te mando un fuerte abrazo, y te sigo.