jueves, 13 de octubre de 2011

Mamá



Hoy te extrañé. Todos los días te extraño. Pero hoy te extrañé y te pensé más.
Pensé en qué inmenso fue tu amor. Cómo nutrió mi vida.
Pensé en cuánto me parezco a vos. Ahora que tengo hijos y que puedo ver con claridad.
Ahora que la comprensión me invade. Que puedo entenderte y entenderme.
Ahora, que siento a cada instante que me hacés tanta falta.
Hoy te extrañé, y recordé tu sonrisa feliz de las fotos al tenerme en tus brazos y quise abrazarte de la misma forma y que estuvieras cerca...
Hoy te extrañé, todos los días te extraño.

Gracias mamá, por gestarme en tu alma y quererme tanto.
.

5 comentarios:

Rosa dijo...

Me gustaría poder citarte en mi blog... tu carta me ha llegado muy hondo y me gustaría que otras madres lo pudiesen leer, con tu permiso, por supuesto...
besos

Patri dijo...

Gracias Rosa por tu comentario y por supuesto que podés compartirlo :) somos muchos los hijos que sentimos así.
besos! (y agrego con tu permiso tu blog a mi listita de blogs para poder leerte siempre)

cuadernoderetazos dijo...

¡Ojala logre hacer sentir a mi hija el inmenso amor que siento por ella, como lo supo hace tu madre¡

María Berrozpe dijo...

Precioso Patri.... me has hecho recordar la suerte que tengo de tener la mía todavía conmigo.... a veces, como es algo tan natural, se me olvida

Bonny Lara dijo...

En Mendoza, me sustrajeron al nacer una hija en 1983 y fue criada por un matrimonio de médicos. No se cómo la anotaron ni en qué provincia y año, le pusieron como nacida, para despistar por si la buscaba