viernes, 16 de marzo de 2012

Esas madres que "regalan" a sus hijos



Hace un par de días recibí un mensaje por FB de una mujer adoptada (adoptada o apropiada, en realidad, no lo sé) en el que me daba su visión respecto de sus progenitores. Me decía en ese mail que ella no quería buscar porque sus padres biológicos para ella estaban muertos, que si alguien da a un hijo en adopción es porque no quiere ocuparse de él, que no se puede vivir en el pasado, que muchas veces las madres que regalan a sus hijos se sienten víctimas pero no pasaron el trabajo de criarlos, que ella ni loca buscaría…

Adiviné en sus palabras mucha bronca hacia quienes le dieron la vida, y también dolor.

Quiero decir en esta entrada que yo no soy una defensora acérrima de las madres biológicas.

Que sé que hay mujeres incapaces de maternar, que no podrían hacerse cargo de un hijo, que no podrían darle el amor ni la atención que un hijo se merece y necesita para tener una vida feliz.

Que sé que hay mujeres que no están bien psicológicamente para enfrentar el desafío que implica tener un bebé y criarlo. Que hasta hay situaciones en que no pueden conectarse con ese hijo que crece en la panza. Que aborrezco y me da horror escuchar casos de maltrato por parte de los progenitores (que hasta pueden derivar en un un abandono despiadado o en un infanticidio). Que estoy a favor de la adopción y creo que sus mecanismos deberían aceitarse de tal forma que ningún niño o niña tenga que pasar días/meses/años de su vida esperando tener una familia… A favor de la adopción y del respeto por la información que hace a su identidad de origen. Siempre.


Sé de esas mujeres y también sé de las otras.

Las que no querían dar a sus hijos pero tuvieron que hacerlo por estar en un contexto y en un tiempo social determinado. Por ser jóvenes. Por estar solas. Por padres que no las comprendieron. Por ser pobres. Por médicos, parteras, asistentes sociales, amigos, parientes que las indujeron o convencieron de que eso era lo mejor para el bebé, el acto de amor más grande (y luego les dieron la espalda). Las que no tuvieron tiempo ni claridad suficiente para decidir (porque todo se definió a los apurones, para que no se sepa, para que no se note).

De las otras, las que con poca edad o sin contención llegaron a la sala de partos y salieron sin panza y sin hijo porque les dijeron que había muerto.

Todas ellas llevan consigo una herida difícil de sanar… se preguntan dónde están sus hijos. Se preguntan por qué pasó lo que pasó. Y están ahí, a un costado. Sintiendo que no deben molestar. Siguen calladas, siguen en silencio. Por esas sí alzo la voz, porque no tienen voz.

Quiero compartir un artículo que me pareció muy bueno sobre las madres biológicas. Lo escribió Maite Cortés, Española y madre adoptiva, luego de conocer y hablar con muchas mujeres en esta situación: http://blog.postadopcion.org/2009/04/26/el-dolor-de-las-madres-biologicas/.

No, no soy su defensora. Pero sí trato de comprender.

Porque comprenderlas es comprender mi propia historia. Por qué estoy dónde estoy, cuál es el sentido.

Si algún día llegara a encontrar a mi madre biológica, si ella me diera las respuestas, recién en ese momento me atrevería a decir qué pienso y qué siento con respecto a mi verdad. Mientras tanto… trato de no hacer juicios de valor.

Y espero… con el corazón abierto.

14 comentarios:

Chiquita adorada dijo...

Hola Patri, coincido totalmente contigo!! Como madre adoptiva siento mucho respeto por la madre biológica de mi hija. Yo también creo que llevan una herida muy profunda y no somos quiénes para juzgarlas, detrás de la decisión de dar a un hijo en adopción hay situaciones que nosotros no sabemos y mucho dolor. Pienso que para ninguna de ellas fue fácil tomar la decisión, haya sido cual haya sido la razón.

Monica Castaneda dijo...

Hola Patri, estas hablando de un tema todavía muy controvertido en la adopción,estoy de acuerdo con Chiquita adorada que expresa su respeto a la madre biológica de su hija, yo pienso que toda mujer que ha dado vida merece todo el respeto del mundo, sin embargo lo que me llamo la atención de tu entrada es que yo pienso que el mensaje que te envío esta persona adoptada que mencionas, fue para decirte de que manera ella encontró vivir en paz con su historia,además te comentó que ella llego a la conclusión de que no se puede vivir en el pasado y me parece interesante que tu adivines en sus palabras bronca hacia quienes le dieron la vida y dolor. Yo pienso que todos los que hemos sido adoptados pasamos por una variedad tremenda de emociones, todas las historias son muy diferentes y dignas de respeto.

Saludos

María Berrozpe dijo...

Querida Patri, estoy de acuerdo contigo: hay muchas razones y situaciones que llevan a una mujer a ceder a su hijo. Yo siento un gran respeto por la mujer que tomo su decisión en libertad y con consecuencia a sus deseos. No me siento enfadada con ella ni creo que abandona a su hijo cuando lo deja en los brazos de otra mujer que se convertirá en su madre. Nadie puede ejercer de madre si no quiere. Será una madre desastrosa, forzada, amargada, que dudo que pueda evitar culpabilizar constantemente a su hijo por "robarle" la vida que ella quisiera tener. Porque la maternidad es una inmensa dedicación día a día. Incluso cuando es tan deseada y consciente como en mi caso hay días que echo de menos esa vida de antes, donde todo lo que hacia era por mí y para mí y yo era la protagonista de mi película. Y eso que mis hijos son lo que más he deseado en el mundo. ¿Como puede vivir la maternidad una mujer a la que se le ha impuesto? Yo estoy convencida de que no puede, es casi imposible, que pueda ser la madre que su hijo necesita realmente (más allá de cubrir necesidades físicas como la higiene o la alimentación). En cambio tú y yo conocemos la capacidad de ser madre de una mujer que lo desea con toda su alma: la de nuestras madres.

Yo por la mujer que me parió no siento amor pero si respeto y curiosidad. A pesar de la curiosidad no busco porque creo que si ella quiere saber me encontrará (sobretodo en los últimos tiempos con todo lo que se habla de aquellos "bebés robados" en España). Si ella pertenece al primer grupo de madres que tu defines entonces no quiero entrar en su vida si ella no quiere. Si pertenece al segundo, ella ya buscará. Yo estoy abierta a conocerla y respeto su deseo o necesidad de saber o no de mí. Como la chica que te escribió, tampoco quiero estar anclada en el pasado y que ese pasado me condicione el día a día de mi presente. Tal vez mi consciente no sepa lo que pasó ni la conozca a ella, pero mi inconsciente y mi cuerpo lo saben y la conocen. A partir de ahí voy hacia adelante.....

gotasdelluvia dijo...

Con todos mis respetos hacia los pensamientos personales que tienen hacia las madres biológicas de sus hijos, los pensamientos personales de los adoptados hacia sus madres biológicas, creo que es fruto del tiempo, siempre la madre biológica ha sido denostada históricamente, solo hay que mirar la bibliografía. La educación ha estado reglada para generar pensamientos de rechazo, los conceptos aprendidos siempre abocan a ello, ahora es cuando se empiezan a plantear otras opciones de pensamiento que hasta ahora ha sido único y por desgracia siempre con la descalificación a cuestas.

Ni todas las madres han regalado, cedido, etc... a sus hijos, ni los hijos se paran a pensar en el nutrido grupo de madres robadas. Pensar en que un adoptado puede ser fruto de un robo contra la voluntad de su madre, es algo que en conciencia no pueden plantearse en serio puesto que eso haría tambalear muchos pensamientos, opiniones y conceptos. Cuando un hijo ha sido robado, no es consciente de ello hasta que no encuentra a su biología, una vez encontrado empieza la dicotomía entre la verdad y lo que ha sido su vida, le han contado y su concepto subliminal de lo aprendido durante generaciones.

Han salido a la luz cantidad de niños robados, algunos de ellos ya han encontrado a sus madres biológicas, aceptar que tiene cabida en sus vidas la biología no significa traicionar la vida que se ha vivido con la familia adoptiva, tampoco se tiene que dejar de querer a los padres adoptivos porque esté la presente la biología en sus vidas.

Juzgar es fácil, sentirse vulnerable ante la realidad también, es hora de que se deban superar los tópicos de siempre, lo que se necesita es que la madre adoptiva entienda que la madre biológica no es una amenaza real hacia el afecto que les puedan tener sus hijos adoptivos, por la sencilla razón que los educaron precisamente para eso, no con palabras pero si con actitudes, comentarios por el aire, etc..... la madre biológica a lo único que puede aspirar es a formar parte, una mínima parte de la vida de ese hijo que le fue arrebatado, conocerlo y en la medida de lo posible ganarse un poco de afecto, no va a luchar nunca para recuperar nada, puesto que la vida se encargó que ello no fuera posible y las personas y la sociedad también.

En una familia de adopción existe desde su creación un triunvirato, madre biológica, hijo, madre y padre adoptivos. Negar que el acto primitivo del nacimiento no tiene importancia para el devenir de la vida de una persona es como negar la propia historia personal.

No todas las madres biológicas optaron por ceder sus hijos para la adopción, no todas han tenido la posibilidad de buscar y no amenazan a las familias que criaron a sus hijos.

Muchos adoptados cuando forman su propia familia adoptan a otros niños, transmiten inconscientemente el bagaje aprendido Desde hace años se adopta en el extranjero a un número de niños considerable, esos niños en su momento tendrán las mismas inquietudes y querrán saber y buscar, He leído en muchos reportajes la cantidad de niños que han sido robados para ser dados en adopción fuera de esos países……… ¿Qué actitud tendrán esos padres antes las madres biológicas que encuentren a sus hijos?
Aquí no es cuestión de “me cedió o abandonó” la cuestión de verdad es saber que pasó para terminar viviendo en una familia distinta, solo cuando encuentras a tu madre biológica sabras la vedad, mientras todo son conjeturas.

Para no traicionar a tu familia adoptiva menosprecies a quien te dio la vida, el mundo afectivo es tan grande que ambas tienen cabida sin sentir que traicionas a nadie, no creo que nunca tu familia adoptiva te haya puesto en el brete de preguntarte a quien quieres mas, a papá o a mamá, no creo que tampoco nunca te hayan dado a elegir, si quieres mas a papá me traicionas y viceversa, por lo tanto la familia adoptiva no debe poner en un brete al adoptado cuando le pide a veces sin palabras que elija aún antes de saber.

Pero el amor es egoísmo y muchas veces unos los padres se consideran los dueños de sus hijos.

Chiquita adorada dijo...

Gotas de lluvia, coincido contigo, también pienso que ambas tienen cabida en el mundo afectivo de nuestros hijos. Siempre he pensado que lo mejor para mi hija es crecer con sentimientos positivos respecto a su mamá biológica, si un día ella la quiere buscar ahí estaré para acompañarla y ayudarla en lo que ella quiera que yo esté, y será ella la que más grande decida el lugar que le quiere dar. Yo hablo a mi hija de su mamá biológica, no me gustan los términos progenitora ni señora que te tuvo en la panza ni similares, pienso que son muy fríos y distantes, que lo que intentan es poner una barrera entre las dos madres.

Anónimo dijo...

ola yo qisiera informe para adoptar niños ya q yo perdi mis hijos... informe o comentarios a ramt_0608@

Anónimo dijo...

Hola yo quisiera una bebe q tengo q aser

Anónimo dijo...

Yo tuve unos padres adoptivos sensacionales, amorosos y aunque mi papá murió cuando yo tenía dos años, viví con la mejor mamá del mundo.

Pero hoy quiero darle las gracias a esa mujer que me abandonó, gracias a ella estoy en mundo e hizo feliz, muy feliz a mi madre.

Me gustaría verla a los ojos y decirle GRACIAS, todo es fue perfecto.

Edith de Tijuana, B.C. México

Anónimo dijo...

ola, hace un año mi amiga dio en adpcion a su tercer hijo porque segun ella no podia mantenerlo, siendo que no era asi,me entere de lo que iba a hacr el dia que lo tubo , en el hospital trate de convencerla para que no lo haga y despues de ver como lo amamantaba , llego una abogada y ella se lo dio sin ningun remordimento, desd ese dia no volvi a hablarle porque no puedo ceer de lo que hizo, quisera saber que me pueden decir sobre esto?

Anónimo dijo...

hola soy de argentina y me gustaría encontrar a alguna mama que quiera dar su bebe en adopción, aquellosviejostiempos@hotmail.com

Anónimo dijo...

hola

Anónimo dijo...

hola me encantaria que me deen una nena sueño con eso no soy rica ,pero no le faltaria amor gracias

Noe G dijo...

Hola Edith... A mi dieron en adopcion en Tijuana tambien en 1969 y Gracias a Dios Mis Padres adoptivos Excelentes...pero si me gustaria conoser de donde vengo...se que regalo a mas..bebos y bebas ...se llamaba Susana solo se eso....mi email noejags4ever@gmail.com

Anónimo dijo...

Así tengo una vecina tiene un niño de dos años y acaba de tener una niña y la regalo se fue a México a regalarle fue setemecina y se vio bien mal y ni así se retrocedió