viernes, 7 de septiembre de 2012

Cuando las madres se animan

Hoy quiero compartir con Uds. esta carta. Es la carta de una mamá que a los 17 años tuvo que entregar a su hija en adopción. Que no fue escuchada. Que no pudo elegir. Que fue obligada por sus padres a borrar esa "mancha", a dejar ese episodio en el olvido...
Una mamá que no pudo olvidar porque hay secretos que se llevan siempre en el corazón por más que los años pasen.
Una mamá que se anima ahora, casi 50 años después, a dejar el silencio. A buscar. Una mamá que pide perdón por lo que otros hicieron. Ojalá encuentre y le dé voz a otras madres.
 

1 comentario:

Ana Ma. Ramirez dijo...

SOY ANA MARÍA, NO SÉ CÓMO TE LLAMÁS PERO ADMIRO TU VALENTÍA. MÁS ALLÁ DE LAS CIRCUNSTANCIAS EN QUE SE ENTREGÓ UN BEBÉ, RECONOCER Y BUSCAR PARTE DE TU SER ES ADMIRABLE. MUY POCAS MADRES BIOLÓGICAS QUE HAN DADO A SU CRIATURA LO HACEN. YO SOY ADOPTADA, TENGO 51 AÑOS, Y A VECES ENTRÓ A PÁGINAS COMO ÉSTA PARA VER SI MI MAMÁ ME ESTÁ BUSCANDO.