viernes, 14 de junio de 2013

Callar tu nombre




Muchas personas buscan su identidad de origen y encuentran sólo silencio, la incomprensión de la familia, de los amigos... Recibo frecuentemente mensajes de gente que sufre por esto, que llevan ese dolor muy profundo, que se sienten solos. Para todos ellos este pequeño texto que intenta representarlos:


Pueden callar tu nombre, no saberlo, haberlo olvidado con el tiempo...
Pueden mirar sin comprenderme, hacer silencio, sentirse incómodos por un momento... Cerrar las puertas, arquear las cejas, darme la espalda. 
Pretender que es un "detalle" y pensar "¿para qué insiste?" ¿"qué le falta?" ¿por qué no dice gracias y da vuelta la página?" 
Ellos... que mienten, confunden, esconden, se alejan. Que dicen quererme y cumplen los pactos, que dicen quererme y cierran los labios. 
Pueden callar tu nombre, no saberlo, haberlo olvidado con el tiempo. Cerrar las puertas, ponerles llave. No importa. 
Cuando mi corazón lo haga posible... te encontraré.