jueves, 6 de octubre de 2011

¿Qué es la supresión/sustitución de identidad?








Ayer leí una noticia en un periódico online que daba cuenta del procesamiento de 4 personas acusadas del delito de supresión de identidad (http://www.26noticias.com.ar/hospital-ramos-mejia-cuatro-procesados-por-supresion-de-identidad-80286.html). Sigue ocurriendo, y más de lo que suponemos, pero… ¿qué es la supresión y sustitución de identidad?



La supresión y sustitución de identidad es el acto al que comunmente la gente se refiere como “adopción ilegal”, o “adopción irregular” -términos erróneos ya que cuando hablamos de “adopción” siempre hablamos de legalidad, es decir de un proceso en el que interviene un juez por el cual un niño es entregado a una familia luego de que se establece su estado de adoptabilidad y la idoneidad de los padres adoptantes (también en Argentina existe en algunas provincias la adopción directa, pero este tema lo dejo pendiente para otro post).


Cuando se da la supresión y sustitución de identidad lo que ocurre en realidad es una “apropiación”. Este es el término correcto, pero en nuestro país rememora a la época nefasta del proceso -1976 a 1983- y por esta razón genera confusión y cuesta utilizarlo. Muchos de los que hemos sido apropiados, y hemos sufrido la supresión y sustitución de nuestra identidad no nacimos en los años de la dictadura, ni fuimos robados a nuestras madres. Llegamos a nuestros padres del corazón mediante parteras o médicos o intermediarios que hicieron el contacto entre la madre biológica y nuestros padres del corazón, deseosos de tener un hijo.



Al momento de efectuar la inscripción en el Registro Civil, nos anotaron como hijos biológicos utilizando para ello un certificado de nacimiento con datos falsos (se suprimieron los datos verdaderos de la familia de origen y fueron sustituídos por los de nuestros padres “adoptivos”).


De allí surge la dificultad de conocer nuestra fecha de nacimiento real, el lugar donde se efectuó el parto, o en que situación se dio la entrega y de seguir estos rastros para poder llegar a conocer de dónde venimos. No hay un expediente que nos permita conocer nuestro origen, ni archivos, ni registros, y ésto –que muchas personas siguen considerando hoy en día como algo menor- es algo que duele. Y duele también comprobar que sigue ocurriendo y la sociedad sigue aceptando este tipo de prácticas amparándose en que “adoptar es muy difícil y burocrático” , y en que es “lo mejor para el bebé que está por nacer”.



Todo niño tiene derecho a alimentarse, a crecer sano, a una educación, a ser amado y tener una familia… pero también tiene derecho -cuando ya es mayor- a conocer su identidad, a saber de dónde proviene por más doloroso que sea, a decidir qué es lo que quiere hacer con su verdad (porque la mayoría de las veces se trata sólo de saber. La ausencia de esta información genera un vacío difícil de explicar).


En Argentina cada vez más gente apropiada se anima a iniciar la búsqueda de sus orígenes. Es una necesidad que habita siempre en el corazón, aún de quienes quieren negarlo. Y es una pieza del rompecabezas muy importante para poder construirnos, para poder sanar, para poder dejar de lado la incertidumbre. Hacer el duelo por lo que no fue y entonces sí disfrutar con plenitud de lo que sí es.


Desconocer esta necesidad es tener en un rincón del alma un niño que está triste.


Si sos un futuro papá o mamá que está considerando “conseguir” un bebé de esta manera pensá que un día ese bebé crecerá y querrá respuestas. Que esto no tendrá que ver con el amor recibido. Que será feliz si puede estar orgulloso de las decisiones que sus padres tomaron y si no tiene que vivir además la odisea una búsqueda muchas veces infructuosa que puede poner en peligro su equilibrio emocional. Que le causará dolor saber que sus padres lo "compraron", aunque la explicación sea que sólo fue ayudar a la madre biológica, pagar sus gastos, o los gastos de la partera y el parto. Que si hay mentiras de por medio habrá decepción, enojo, frustración y la relación se verá debilitada.


Si sos una mamá o una pareja que quiere entregar a su hijo en adopción informáte, asesoráte sobre la manera de hacerlo legalmente. Existen asociaciones que pueden ayudarte si esa es tu decisión. Ni la necesidad, ni la soledad, ni la desesperación son buenos consejeros. No te acerques a ventajeros que sólo quieren hacer su negocio con algo que debería ser respetado por sobre todas las cosas: la vida y el destino de un hijo.


SÍ A LA ADOPCION.
NO MAS SUPRESIÓN NI SUSTITUCIÓN DE IDENTIDAD.
NO MAS APROPIACIÓN.
NO MÁS TRÁFICO DE BEBÉS.


Por el derecho a la Identidad, y para que el vínculo entre padres e hijos adoptivos encuentre su fortaleza en el amor y la verdad.

10 comentarios:

Rosa dijo...

Me gusta tu blog, hace tiempo que lo sigo. Si te parece bien, lo enlazo al mio. Un abrazo

Sergio dijo...

ME gusta la información. Yo me nuero de ganas de ser padre, al igual que me pareja. Pero la verdad que se nos complica mucho por ser hombres.

Anónimo dijo...

PARA QUE NO HAYA MAS SUPRESION DE LA IDENTIDAD HAY QUE LEGISLAR CORRECTAMENTE LA ADOPCION. LAS REFORMAS QUE SE ESTAN PROPONIENDO SON UNA PEOR QUE LA OTRA !!! SOY PADRE ADOPTIVO, SÉ DE LO QUE ESTOY HABLANDO, PARECE QUE LA LEGISLACION ACTUAL CON SUS VERICUETOS ES FUNCIONAL AL COMERCIO DE BEBES.

Patri dijo...

Rosa, Sergio y Anónimo gracias por comentar.
Anónimo, me gustaría saber cuáles son las reformas propuestas... Ahora me pongo a investigar porque no he leído nada hasta el momento y me parece importantísimo el tema. ¡Gracias!

ariel dijo...

muy bueno tu blog, lo leí detenidamente varias veces y me parece muy acertadas tus palabras, en cuanto al comentario de anónimo coincido con el; mas trabas y burocracia allá respecto a la adopción; mas facilita al trafico de bebes.-

Miriam Tello dijo...

Hola yo fui apropiada del lado de mi madre biológica y a ella le hicieron creer q yo había muertoy el q lp hizo fue el mismo director del hospital en el q nací un 12 de Junio de 1970 Dr. Baddra director del Hospital Regional de la ciudad de Villa Dolores provincia de Córdoba según gente q sabe mis partidas están adultrtadas y cuando empecé mi búsqueda de mis raíces nadie habla xq respetan todavía lo w es el PACTO DEL SILENCIO u en esa época y hasta hace poco en esa ciudad siguen haciendo adopciones ilegales, venta y robo de bebés yo ya no se a quien más acudir ni las abuelas de plaza de mayo, conadi,raíz natal,los unos y los otros, gente q busca gente, etc, etc nadie me puede ayudar no se a q le temen pero bueno yo igual no bajó los brazosmi pierdo las esperanzas un beso gracias

Anónimo dijo...

Dejense de joder, hay cosas mas importantes que ser padre....ya en las ciudades hay demasiada gente y los pendejos a los 17 ya quieren el auto y colapsa el trafico!!!

Anónimo dijo...

Finalmente encuentro el termino correcto!!

por mucho tiempo he tratado de encontrar el termino correcto de describir mis origenes, siempre utilize el termino adoptada, aun sabiendo que no habia sido adoptada de la manera legal, ahora aprendi que el termino correcto es "apropiada", cuando lo lei me dio mucho alivio por fin saber la palabra correcta para describer mi situacion.

cada historia que leo es como si leyera mi propia historia:

- bebe abandonado
- no madre que la reclame
- buena familia que la registraron como hija natural
- ninguna informacion de la madre es disponible como: nombre, lugar de origen, familiares
-lugar/fecha de nacimiento: lleno de discrepancias
- no nombre de nacimiento disponible
-etc, etc, etc

desde mi edad adulta me la he pasado explicando a conocidos, doctors o conforme fuera necesario mis origenes, y la mayoria me ven como algo raro o simplemente pienso que no me creen, que no creen que sea possible que alguien no sepa nada de su origen.

Gracias por poner esta informacion realmente me ha ayudado y educado, finalmente tengo una manera mas clara de identificarme.

Anónimo dijo...

Estoy en los inicios de la busqueda de mis origenes biologicos. Si bien puede doler, puede joder, puede molestar al alma llamarse hijo apropiado, es lo correcto, lo que encaja dentro de la limitante y siempre sesgada lengua. En mi caso mis padres son padres, apropiadores o no, son mis viejos y les agradezco tanto la vida como reprocho el que no hayan pensado que yo alguna vez iba a querer saber. Hoy me encuentro en un sin fin de dudas y no logro tocar orilla. No obstante es bueno intentar. Es azaroso dar con el origen biologico, tan azaroso como ganar una loteria por eso si uno no se juega por la reconstruccion de la identidad sustituida, no podremos nunca ganar la tranquilidad del intento. Abrazo a todos los que transitamos este camino. Debemos ayudarnos y ayudar, debemos protegernos y cuidarnos de ansiedades y desesperaciones. Antes de todo, hagamosnos de un buen espacio donde poder volcar nuestras emociones (miedos, dudas, angustias, certezas sobre lo incierto, fantasias) una buena terapia es lo mejor que recomiendo. Respetarse el tiempo de cada uno es una regla fundamental. Lo peor que nos puede pasar es negar. Si no lo negamos lo demas viene solo, las pausas, los silencios, las busquedas, el armado...todo eso lleva tiempo y paciencia. Un buen amor que nos ayude a contenernos tambien vale para la busqueda. Un abrazo a todos. Adrian. Rosario.

Anónimo dijo...

Tengo una consulta. Se le llama impugnacion de identidad al hecho qe una ex pareja haya reconocido a un bebe que no es de el (tienen un hijo en comun mas grande) por temas de salud en el embarazo y ahora quiera sacarle el apellido? (La madre del bebe no ayuda y tenemos que iniciar juicio) Ayuda por favor!