viernes, 7 de junio de 2013

¿Identidad para todos?


El pasado 5 de junio se sancionó en nuestro país, Argentina, la Ley de Fertilización Asistida.
Poco había leído sobre esta Ley y la realidad es que no he podido encontrar hasta ahora el texto completo... pero ayer me vi sorprendida al leer que la ley garantiza el anonimato de los ovodonantes o donantes de esperma. ¿Qué pasará con los hijos que el día de mañana quieran saber sobre su carga genética? ¿quién contempla sus derechos? ¿cómo harán para no sentirse discriminados, cosificados, ignorados en su necesidad de conocer su historia previa?
En Argentina mucho se ha hecho en los últimos años con respecto a los Derechos Humanos. Se ha puesto el acento en la recuperación de los hijos de desaparecidos durante la Dictadura. Se ha logrado que se hable, que mucha gente se acerque al Banco de Datos Genéticos para comparar sus muestras de ADN y conocer su verdad.
¿Pero es identidad para todos?   ¿Somos iguales entonces ante la ley?
Según organizaciones que se dedican a la búsqueda en los casos de sustitución de identidad hay más de 3.000.000 de personas que desconocen su Identidad de Origen. No nacimos sólo durante el período del terrorismo de Estado. Estos nacimientos ocurrieron antes, durante y después de esta época. Anotados como hijos biológicos de los padres de crianza, con la participación de parteras/médicos/intermediarios que hicieron y hacen de esto su negocio y con una sociedad que mira para otro lado y en muchos casos aprueba porque ¨adoptar es muy difícil¨.
Tengamos entonces presente el derecho de todo niño a tener una familia. Y que se trata precisamente de buscar una familia para ese niño que la necesita y no un niño para una familia. 
No saber provoca un vacío muy profundo, doloroso. 
Ojalá quienes dictan nuestras leyes en algún momento puedan defender el Derecho a la Identidad que TODOS tenemos.